Traumatismo dental

Traumatismo dentalLos traumatismos dentales pueden producir, desde una simple rotura o daño en el esmalte del diente hasta la pérdida total de la/s pieza/s de sus respectivos alojamientos.
Los tratamientos son variables en función del daño producido; desde una sencilla inmovilización temporal del diente, hasta la extracción en casos severos.

Se pueden dividir los tratamientos en función de la gravedad en:

Tratamientos

  • Fractura de la corona: aquel traumatismo que tiene un buen pronóstico. El tratamiento suele consistir en la reconstrucción del diente. En casos leves por medio de empastes y en casos más graves por medio de coronas de porcelana.
  • Fractura de la raíz: aquel traumatismo que tiene regular o mal pronóstico. Suelen acabar con la extracción del diente.
  • Fractura de corona y raíz: aquel traumatismo tiene un pésimo pronóstico. Es una fractura longitudinal del diente. No hay tratamiento reconstructor posible, por lo tanto se extrae el diente y se reemplazará por otra pieza dental.
  • Avulsión dentaria: Este es un caso especial y suele tener mejor pronóstico en niños, en cuyo caso el diente se puede reimplantar de nuevo y esperar su evolución. Cuando se ha perdido el diente, ha de recogerse inmediatamente y meterlo en un vasito con leche, o bien en agua con sal, o en su defecto debajo de la lengua, y acudir inmediatamente al dentista en el menor tiempo posible.