Sensibilidad dental

Sensibilidad dental

Es el dolor o molestia que se produce debido a un desgaste de la superficie dental o retracción del tejido gingival. La causa más común en los adultos es la exposición de las raíces ante dicha retracción de las encías. Como estas raíces no están cubiertas con esmalte, los miles de canales diminutos que van al centro del nervio dental (pulpa) quedan expuestos. Cuando el calor, frío o una presión toca esos canales, usted siente dolor.

Tratamientos

Existen diversos tratamientos para disminuir dicha molestia: como son diversas sustancias para atenuar o evitar la sensibilidad, entre ellas esta el flúor o el cloruro de estroncio, pero los estudios más recientes han demostrado que el producto más adecuado para este problema es aquel que contiene nitrato potásico. Podemos encontrarlo en distintas presentaciones como pastas para cepillarse, colutorios y geles que se ponen sobre los dientes afectados. O un tratamiento aplicando el láser dental. Dicho láser sella los túbulos dentinarios expuestos que son los que provocan la sensibilidad, y esto se logra tan solo en un minuto por diente y es casi 100% efectivo.